martes, 10 de agosto de 2010

Debo

Debo desnudar mi alma,
despojar las sombras,
dejar que corra por mi lienzo la brisa,
jugar a ser niña, a descubrir mi esencia y morir cada día,
volver a nacer y saber lo que es la vida.

Debo sudar en frío de pensar que estás al lado mío,
recorrer calles a oscuras y dormitar en la orilla,
sentir que siento, hablar lo que debo,
ansiar cada uno de mis pecados y sopesar en ellos.

Debo mutar por ser digan de tú presencia,
beber del rocío de las mañanas que te bordean,
delirar en la nubes,
compungirme por sentir lo que siento,
quiero y no debo,
quiero y no me permito,
quiero y no sé como,
debo, ¿debo? Sí, creo que debo…

6 comentarios:

  1. ...entonces,
    no sólo lo prometido es deuda, sino
    toda obligación cotidiana y contraída
    ¿por contrato de la piel
    o contracción de la tripa?

    ResponderEliminar
  2. gracias por sus comentarios pero sobre todo por leerme :)

    ResponderEliminar